Los chicos del Calendario. Febrero-Marzo-Abril.

11:44:00

¡Buenos días rinconcito de ideales!

Si comencé la anterior entrada de Los chicos del calendario diciendo que estaba, y cito textualmente: ‘súper feliz’ de traeros la reseña del chico de enero, qué os voy a decir de los chicos de febrero-marzo-abril… ¡¡ESTOY SÚPERHIPERMEGACONTENTA DE ESTAR AQUÍ OTRO DOMINGO MÁS!! Compartiendo con vosotros mis descubrimientos literarios. 


Antes de comenzar a reseñar, he de contaros una anécdota porque Candela, si me lees, lo pasé muy mal para encontrar tu libro. 

El día 3 de Octubre, es decir, el lunes, salí de la universidad a todo gas, fui de la típica niñata que estaba recogiendo el portátil y los apuntes mientras el profesor acababa de explicar. En fin, a lo que iba, salí de la universidad para ir directa a El Corte Inglés para comprar Los chicos del calendario: febrero-marzo-abril. Pero, una vez allí, harta de mirar entre los estantes de las novedades y lo que no eran novedades, pregunté a la chica que estaba en el mostrador (le dije que buscaba el libro porque había visto en la web que ya estaba disponible en tienda), la cual me contestó esto: ‘Si no está aquí es porque no lo hemos traídos. La web puede decir misa’. Así que con un cabreo universal por no haber obtenido el libro y por la maravillosa contestación de la dependienta, me fui a la Fnac, donde me dijeron lo mismo, solo que ellos hicieron el esfuerzo de mirar en el ordenador para decirme que el cargamento llegaba el martes o el miércoles, que me pasara algunos de esos días. Mi corazón se hizo pequeñito y me resigné a que no podría leer el libro. ¡Es más! Hasta pensé en no leérmelo porque mi cara era como el demonio morado del emoji de Whats App. Pero por la tarde, buscando información sobre cómo conseguir el libro en ese día, encontré que Casa del Libro daba los tres primeros capítulos del libro. Y con eso me conformé. Los leí por la noche. Voy a recordar porque me enamoré de Candela y sus personajes y aguanté un día más, hasta conseguir el libro. Fin de la historia. Siento haberme extendido en esta chorrada, pero me era necesario explicar la frustración que sentí el lunes.




Sin más rodeos…

SINOPSIS

Los chicos del calendario: febrero-marzo-abril, nos cuenta la historia de Candela, la chica cuya vida y trabajo eran normales hasta que su exnovio decidió dejarla por Instagram. Esto consiguió que su jefe le propusiera un trato: viajar durante un año por doce ciudades distintas para encontrar a un chico que mereciera la pena. Candela aceptó y le pidió que fuera su chico de enero. Salvador, su jefe, aceptó, provocando un antes y un después en la vida de Candela, que lo mínimo que vi con él fueron la estrellas. Así pues, su historia no acabó en enero, quedó mucha tinta en el tintero por confesar, pero Candela no podía parar el proyecto por Salvador. Así pues, llegan febrero, marzo y abril, con Jorge, Víctor y Bernal, a cuál más distinto y a cuál más encantador, que lograrán que Candela vea su vida desde una nueva perspectiva, haciendo que tome nuevas posturas sobre cómo actuar.




ANÁLISIS

Como buena lectora que se fija en los detalles (aunque a veces no los exprese en la reseña porque soy una vaga, nos los apunto y después se me olvidan), esta segunda parte definiría el comienzo de una relación. Sí, así es. Una relación comienza por la amistad, por el conocimiento de la otra persona de la que te vas encariñando y enamorando durante un proceso largo, y esto es lo que ocurre con Jorge, Víctor y Bernal. Candela se toma su tiempo para interrogarlos a preguntas y establecer relaciones con las que asegurarse sentimientos porque enero fue… intenso, fue… la segunda parte de una relación. ¿Por qué digo esto? Porque la vivencias, expresión de sentimientos, la presentación ante familiares, etc, fue, para mi gusto, muy prematura, llegando a confundir a ambos personajes. Por este motivo, Salvador nunca llega a dejarle las cosas claras a Candela y, por eso, sigue dándole giros de 180 grados a su vida cada vez que reaparece en ella. (Que conste, que a mí me encanta Salvador, me derrito con sus palabras y forma de actuar, pero odio sus ‘tira y afloja’ continuos, porque no me dejan vivir, y a Candela tampoco).

Los personajes:

Candela: sigue siendo Candela, tan risueña, espontánea, vivaz, cotilla, independiente y enamoradiza. Tiene las ideas muy claras lo que le permite distinguir entre el amor y la amistad en determinadas ocasiones.

Salvador: en este libro es intenso, muy intenso, y la madurez que se reflejaba en sus pensamientos de la primera parte, se ha desvanecido en las actuaciones de esta segunda parte. Pero sabemos que es porque tiene miedo, mucho miedo. ¿A qué? Eso nos lo contará Candela en la próxima entrega. Como siempre: es atento, inteligente, se preocupa por los demás, no le importa dar su brazo a torcer; mentiroso, humilde y generoso.

Jorge: Jorge es el chico febrero. Es un jugador de fútbol que ha sufrido mucho en la vida y al que yo, al igual que Candela, calé en el primer instante en el que apareció. Es guapo, atlético, cariñoso, delicado y humilde. Fue un mes muy original lleno de emociones y experiencias nuevas para Candela y para mí.

Víctor: a Víctor me lo imagino como un químico buenorro, con su camisa de leñador, y con una cara de niño bueno al que no puedes resistirte. Sin duda, su carácter atípico unido con la cantidad de sentimientos que guarda en su interior ha sido una bomba explosiva para el mes de marzo. Con Víctor he sufrido mucho, pero también he sentido como el corazón se me encogía cuando iba leyendo conforme la acción avanzaba.

Bernal: Bernal es un corazón enorme refleto de capas de frialdad e ignorancia. Un corazón que tuvo que ser dañado y abandonado por su futuro. Es un arqueólogo que ha puesto mi mundo patas arriba con su carácter ‘’infernal’’. La verdad es que no puedo contar mucho más.

Cada día me doy más y más cuenta que es muy duro hacer reseñas sin hacer spoiler. -yo, gran filosofa del siglo XXI

Como ya he dicho antes, Salvador sigue apareciendo a lo largo de todo el libro, en los momentos menos oportunos y haciendo que le entregue un pedazo más de mi corazón.



La narración sigue siendo igual de dinámica, irónica, alegre y cómica, aunque esta vez Candela se ha superado con la originalidad de las historias. Confieso que nunca antes había leído a personas con historias de tal calidad.

A continuación, os dejo un par de frases sacadas del libro para que averigüéis con vuestra lectura a qué personaje pertenece:

“El método empírico es mi mejor aliado con un hombre como él y he descubierto que, si lo utilizo en nuestras conversaciones, le desarmo y acaba contándome cosas

“A veces hace esto, me toca, me observa y me besa con lentitud, como si quisiera memorizarme o como si yo fuese algo sorprendente. Cuando está así no dice nada y siempre, cuando termina uno de esos besos, se queda en silencio un rato”

“La vida da más vueltas que un balón y si quieres jugar bien no puedes perderlo de vista”.

Mi puntuación es de un 4 sobre 5.

Podéis encontrar el libro en la página oficial de la editorial, que viene como una forma de preparado y unos detalles espectaculares, o en Amazon:

Candela, cariño, DIME CUANDO SALE EL PRÓXIMO LIBRO PORQUE ME VOY A VOLVER LOCA.

Síguenos en nuestras redes sociales, descritas en el banner.

You Might Also Like

4 comentarios

  1. Hola!! Yo espero poder leerlos pronto :)
    Por cierto también formo parte de la iniciativa seamos seguidores
    y ya te sigo :) Te dejo mi link http://www.devoradoradeliibros.blogspot.mx
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Aish, pues mira que yo todavía no me he animado a leer esta saga de libros... Pero por lo que he leído está bastante bien y se nota que a ti también te ha gustado jaja lo tendré en cuenta ;)
    Un abrazo folloner@ y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar

Gracias, de todo corazón, por dedicar tu tiempo leyendo la entrada. Si formas parte de la iniciativa de 'Seamos Seguidores', por favor, comenta en su entrada correspondiente.

Un saludo,
Libro Ideal

Instagram